Tips básicos (que probablemente no conocías) para cuidar tu piel

El tip más importante

Ok, este sí lo debes conocer porque lo repiten en todas partes, PERO es el más importante de todo el mundo:

  1. Versión corta: usa protector solar todos los días. FIN.
  2. Versión larga: usa protector solar todos los días, así esté nublado o no vayas a salir de tu casa, los daños causados por los rayos UVB y UVA incluyen desde envejecimiento prematuro hasta cáncer. Reaplica cada 4 horas si vas a estar en interiores y cada 2 horas si vas a estar en exteriores. Si te maquillas, lo ideal es que tu maquillaje ya incluya protector solar y con eso estés dando los retoques, PERO, siempre debes tener una base de protector solar (no el del maquillaje) de mínimo 50 SPF.

Si no te gusta usar protector solar por que se sienten muy grasos o dejan la piel blanca y pesada, puedes visitar nuestra sección de protectores solares que son todo lo contrario a eso, es más, te van a encantar. 

 

Básico para crear tu rutina 

  1. Rutina AM: limpieza, hidratación y protección. Para mayores de 25 años, los ingredientes más importantes a incluir en la rutina de día son antioxidantes y protección solar.
  2. Rutina PM: doble limpieza, tratamientos e hidratación. Cuando dormimos es cuando la piel se regenera, aquí debes aplicar los productos con fórmulas especiales. Para mayores de 25 años, los ingredientes más importantes a incluir son aquellos que se encarguen de reforzar la barrera de la piel y la regeneración celular (activar la producción de colágeno y elastina).

Si tienes problema para empezar tu rutina, nos puedes mandar un DM por Instagram y te ayudaremos a elegir lo mejor para ti.

 

Dermatológico y cosmético son diferentes
 

Comprende la diferencia entre un problema de la piel que deba tratarse con un dermatólogo y lo que puede tratarse con productos de grado cosmético. En caso de comenzar un tratamiento con tu dermatólogo, consulta si puedes agregar productos de grado cosmético a tu rutina. La idea es no estropear el plan de tu dermatólogo agregando productos que no vayan con el tratamiento.

 

Basta de usar jabón Zote en tu cara

Por más milagroso que suene, evita los remedios caseros y las cremas milagrosas. Esos productos no cuentan con el respaldo de un laboratorio con profesionales que con mucha investigación crean un producto seguro para su uso en la piel. De igual manera, siempre tienes que investigar qué ingredientes contiene cualquier producto que vayas a poner en tu cuerpo. 

 

La información es poder

Siempre investiga los productos que vas a comprar para tu piel. No te dejes llevar por lo que está de moda, el marketing de la marcas, lo que recomiendan las influencers o lo que le funcionó a tu amiga. Recuerda que la piel de cada persona es diferente y reacciona de manera diferente. Puedes encontrar mucha información que te ayudará a reconocer si un producto realmente sirve para lo que dice, o si es pura publicidad. Además, con tantas plataformas para divulgar la verdad sobre marcas e influencers (como reseñas en blogs, cuentas de Instagram de expertos que desmienten marcas, estudios por El Poder del Consumidor, etc.), hay muchísima información disponible que te ayudará a realizar una compra segura e informada. Lo que nos lleva al siguiente punto.

 

Escucha a tu piel

Después de haber realizado una compra informada y segura, solo podrás conocer qué es lo mejor para tu piel una vez que puedas detectar lo que te cae bien y lo que no te cae. Observa los cambios que presenta tu piel al momento de aplicarte un producto. Siempre haz pruebas en una pequeña zona para que puedas detectar reacciones adversas. Cuando vayas a probar toda una nueva rutina, incorpora cada producto uno a la vez, no te pongas todos al mismo tiempo para que puedas ver qué efecto tiene cada uno en ti.

  

Todo empieza por la barrera

La barrera de la piel es nuestra máxima protección, por lo que debemos cuidarla y reforzarla. Una de las razones por las que tenemos brotes de acné e imperfecciones, es una barrera de la piel dañada ya que entran bacterias más fácil y se infecta, se ve reseca y quebradiza. Empieza por tratar a tu piel con la máxima delicadeza, evita tallarla, frotarla, aplicar mucha presión al usar cepillos limpiadores como Clarasonic o Foreo y mucho menos usar scrubs exfoliantes con gránulos. Si sientes que tienes la barrera de la piel dañada, usa productos enfocados en reforzar la barrera de la piel y evita exfoliarte por 1 mes para que se recupere.

A nosotros nos encanta el aceite de Olivarrier, es un solo ingrediente que ayuda a la piel en muchísimos niveles, empezando por fortalecer la barrera natural de la piel.

 

 El embarazo y la lactancia

El cuidado de la piel durante el embarazo y la lactancia es diferente por todos los cambios que se presentan en tu cuerpo durante esta etapa. Debes saber que si vas a comprar productos nuevos tienes que investigar muy bien sobre las restricciones de ingredientes para estas etapas, ya que algunos pueden afectar al desarrollo del bebé (el principal ingrediente prohibido durante el embarazo son los retinoides/vitamina A). Te recomendamos siempre siempre consultar con tu médico. Nosotras tenemos una sección especial de productos marcados como seguros para el embarazo y siempre compartimos la lista de ingredientes de cada producto, eso te servirá para consultar con tu médico si puedes usar ese producto o no. 

De momento creemos que estos puntos son los más importantes que debes saber para que puedas elegir tus propios productos para el cuidado de tu piel, pero esperamos seguir llenando esta lista con más tips básicos no tan clichés para el cuidado de la piel.

 

¿Te gustaron? ¿Conocías alguno?

Queremos saber tu opinión.

 

Productos destacados: Protectores solares

 


1 comentario

  • Hola nesecito a que me ayuden a saber q productos le van a mi piel,muchas gracias

    Monse

Dejar un comentario