Jabones para eliminar granitos

Granitos que no son granitos, ¿Cómo está eso?

Granitos que no son granitos, ¿Cómo está eso?

Durante toda mi vida batalle con esos granitos enterrados en toda mi cara, esos granitos que dices ¿si son granitos? pues sí, sí lo eran y así es como comencé mi Journey del Skincare.


Claramente fui a mis citas con el dermatólogo para que me dijera qué podía hacer con eso que quería cambiar, ¿por qué fue mi primera opción? porque no era una experta en el tema y realmente ya estaba cansada de tenerlos. Realmente no tenía un acné severo o algo más intenso, pero la realidad es que uno siempre quiere aspirar a la piel “perfecta” y no me refiero a tener la piel más hermosa del mundo, pero uno siempre busca mejorar, como en todo en la vida, buscamos ser más delgados, comer mejor, hacer más ejercicio, entre muchas otras actividades por las que aspiramos más y más. Total, para no hacer esto más largo fui con el dermatólogo y sus primeras recetas fueron productos que

1. me secaron la piel a tal grado que se me descarapelaba,

2. gastaba miles y miles de pesos en los productos y

3. una vez que los dejaba (porque si los dejaba por temporadas) esos granitos volvían a salir.

Ahí fue cuando dije, esto está mal, no deberían de volverme a salir estos granitos y fue cuando descubrí el Skincare Coreano. Todavía recuerdo la primera vez que probé el jabón All Clean Green Foam de Heimish”, no podía creer que un jabón no me secaba o irritaba la cara en cuanto me lo ponía, desde esa primera vez, me enamoré, los que ya han probado o pasado por esta situación saben a lo que me refiero, desde ahí no hubo vuelta atrás. Como les explico que estos granitos desaparecieron en 1-2 meses de ser constante y claramente, seguí agregando productos a mi rutina. Tanto me enamoré que desde 2018 sigo con el mismo jabón y solo he ido agregando más y más productos.


Espero mi historia te ayude a cambiar de opinión sobre el Skincare Coreano y no te estoy diciendo que no vayas con el dermatólogo, ya que ellos son expertos, sino a buscar alternativas (probadas en laboratorios obviamente) que realmente funcionen y más que nada, que le vayan bien a tu piel, no te cases con un producto hasta que tu piel diga, este es el indicado, porque créeme que lo sabrás desde el día 1.



Dejar un comentario

* Necesario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados